Cortinas: ¿Sí o no?

Es una cuestión sin una única respuesta, yo diría que depende. En España la costumbre, al menos en la mayoría de las viviendas poner visillos, cortinas o estores que tapen la ventana, ‘para que nadie nos vea’, sin embargo en países como Francia, Holanda o Alemania las ventanas están limpias, se puede ver la calle y la calle entra en cada
vivienda, así como la luz natural y no les importa que les vean desde la calle.
Quizás nos sacaría de la duda preguntarnos que uso le vamos a dar a la estancia y que función cumpliría la cortina en cada caso.

Qué funciones pueden tener las cortinas:

Da sensación de intimidad, no te gusta que te puedan ver los vecinos de enfrente, si eres este perfil, igual puedes optar por un visillo claro.

Vestir un espacio. Sin duda los tejidos visten una estancia, pero si esta es la única función deberías pensar también si la cortina es solo un mero textil decorativo y no tiene
otro uso, quizá haya otras opciones para vestir la estancia, como en este comedor en la que solo hay unos estores y el papel pintado viste la estancia como podría hacerlo un
textil.cortinas

 

Te molesta la claridad. Este es el caso de clara necesidad de visillos y/o cortinas. El exceso de luz te molesta y prefieres un poco de penumbra en la vivienda para crear confort.

La vivienda tiene unas vistas regulares. Claramente podemos crear un espacio confortable de puertas hacia dentro con unas maravillosas cortinas, seleccionando un  buen tejido, combinar dos tejidos. Tejido reversible. Me gusta como ejemplo esta propuesta que hizo Laura Gärna para Ikea para DecorAcción 2017. La foto es de Patricia Gallego y Pablo Sarabia. La idea es confeccionar una cortina con un material tipo lino o sarga, que deje pasar la luz en 2/3 y el 1/3 restante y en la parte de abajo un terciopelo que viste y no impide que entre la luz. Para mi es espectacular el resultado.

cortinas3

 

Te horrorizan las persianas o las propias ventanas y no puedes o no quieres cambiarlas. Elle Decor. En este caso igual solo un estor, o un visillo puede ser la solución.

cortinas2

 

Si te gusta la luminosidad y no quieres renunciar a un espacio con cortinas. Puedes poner unas barras más largas, o unas barras torneadas más anchas que el marco de la
ventana para que se pueda ver la ventana completa.